lunes, 30 de septiembre de 2013

La paradoja de nuestro tiempo

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, más expertos pero más problemas, mejor medicina pero menor bienestar.
Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos poco y odiamos muy frecuentemente. Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos más pero aprendemos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.
Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega.

Texto: Fragmento de “Mensaje de George Carlin”

Últimas Entradas:



Otras Entradas:








3 comentarios:

  1. Hay muchas verdades en ese fragmento de George Carlin.
    Buen procesado de esas imágenes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A veces nos damos cuenta de que hasta nosotros mismos nos hemos contagiado de ese modo de vida pero, a pesar de saberlo, ponerle remedio cuesta. Hay que ir contra la corriente y, si fallan las fuerzas, nos dejamos llevar. Mejor fijar la vista en los triunfos y no estancarse en la batalla.
    Un abrazo: Sol

    ResponderEliminar
  3. Lo has dicho con sabias Palabras la dinámica actual. Mucho Figurar y nada de Esencia. Alguien ha tomado bien las riendas de la Sociedad Consumista y hemos caído (han caído) como "zoquetes".
    Tenemos que abogar por el suficientalismo y sentirnos bien con lo que tenemos y, sobre todo, con lo que nos permite disfrutar que son nuestros seres queridos, amigos, vecinos y alguna cosa material que no nos haga esclavos de nuestra codicia.
    Preciosas Fotografías. Es un placer, siempre, visitarte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar