miércoles, 5 de agosto de 2015

Las palabras y los silencios

Las palabras que no se dicen, nunca llegarán a escucharse. Y siempre se encontrarán navegando entre la prudencia y la cobardía, como fruto de la sabiduría, la ignorancia, la necedad o el miedo.
Nunca herirán como espadas, no frustrarán ilusiones, ni ofenderán a nadie. Pero tampoco darán calor y afecto, no expresarán emociones, no alegrarán la tristeza, ni alimentarán el cariño o el amor.
Una palabra inoportuna llega a ser como el cristal roto en el que se juntan los trozos, para nunca conseguir repararlo del todo. Pero también, hay silencios que causan sensación de abandono y vacío, sentimientos de tristeza que son como flores que nunca crecerán, no emitirán olor, no darán fruto, ni nos regalarán su belleza.
Y es que tanto las palabras como los silencios pueden ser importantes o intrascendentes,  pueden serlo todo o no ser nada. Porque no hay cosa que comprometa más que una palabra, aunque al mismo tiempo, a muchas palabras se las lleva el viento. Por eso, siempre es importante recordar que "somos dueños de nuestros silencios, y esclavos de nuestras palabras".

Texto: Manolo Torres





Últimas Entradas:

   



Otras Entradas:

8 comentarios:

  1. Preciosas imágenes... Muy chulas... Un abrazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto tiempo! Tienes razón. No es preciso llenar todos los silencios y ni el silencio ni la palabra han de ser armas para ignorar u ofender a nadie, aunque la culpa no es del silencio ni de las palabras, sino del que les da ese uso. Preciosas fotos y precioso claustro, un lugar que invita a escuchar el silencio. Besos: Sol.

    ResponderEliminar
  3. La palabra es un don que nos fue concedido... Y tiene magia, sin duda...

    Magnificas imágenes y palabras, Manolo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me alegra saludarte después del largo silencio.
    Bonitas imágenes,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que ciertas son tus palabras!!. Pero hay silencios que no las necesitan....como estas fotos.
    Buen miércoles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Un preciosidad de texto y de las fotos Super Manolo. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Preciosas fotos. Y suscribo tu última frase del texto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Magnifico y reflexivo texto! Es difícil no hacer un parón y mirar hacia nuestro interior después de leerlo y sacar conclusiones de nuestras palabras pero sin dudarlo me sumo a esta última frase “Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras” Mahatma Gandhi.
    Un cordial saludo amigo y una sugerencia estaría bien poner información del lugar donde están tomadas estas magnificas imágenes que compartes.

    ResponderEliminar