domingo, 16 de diciembre de 2012

Los mejores hombres


Cuantas veces la falta de fe, el temor, la indecisión, y el estar acomodados en lo seguro, nos priva de conseguir nuevos éxitos. Nos hace renunciar a los cambios, nos hace desistir de los sueños, nos hace negar los anhelos y las metas que están grabadas en lo más profundo de nuestro corazón. Cuantas veces la seguridad de poseer algo, nos hace olvidar la posibilidad de obtener mucho más. Cuantas veces lo que tenemos fácilmente, nos impide crecer y nos lleva a la mediocridad, al fracaso y la monotonía.
Debemos saber que perseverando, todo puede alcanzarse. Que la voluntad y el convencimiento nos dan la fuerza necesaria para obrar milagros en nuestras vidas, si así lo deseamos. Que las personas persistentes, triunfan donde otras acaban por fracasar. Que ningún camino es demasiado para alguien que avanza decidido y sin prisas, teniendo claro sus objetivos.
Los mejores hombres no son aquellos que han esperado las oportunidades, sino quienes las han buscado y las han aprovechado a tiempo, quienes las han asediado y quienes la han conquistado. La conquista puede ser un amor, conocimientos, trabajo, riquezas materiales o espirituales. Todo es posible, tú puedes plantearte los retos y los objetivos que deseas. Las condiciones que se nos presentan no son siempre fáciles, no hay otro método que trabajar duro, ser tenaz, soportar, tener ilusión, luchar, creer siempre, no rendirse y jamás volver la espalda.

Extracto y Adaptación de un Texto Anónimo de Internet



Otras entradas anteriores:


1 comentario:

  1. Nunca debemos "aburguesarnos" y siempre debemos seguir avanzando, sin cejar en nuestro empeño.
    Preciosas Imágenes, Manolo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar