sábado, 8 de marzo de 2014

Termómetros o termostatos

Técnicamente, sabemos que un termómetro es un elemento que sólo nos indica lo que mide la temperatura, mientras que un termostato, detecta el valor de esa temperatura y controla el funcionamiento de un circuito o un aparato. Pues bien, en su carta desde la cárcel de Birminghan, Martin Luther King comentaba que muchas personas son como simples termómetros que registran las ideas y principios de la opinión pública, sin comportarse como termostatos que transforman las costumbres de la sociedad.
Nos convertimos en termómetros cuando seguimos ciegamente las modas y los convencionalismos que nos imponen, cuando nos limitamos a mirar y a criticar sin hacer nada por mejorar las cosas. Cuando nos aislamos de los problemas y no sabemos sobreponernos a las dificultades, o cuando renunciamos a los mejores ideales que tenemos sin luchar por ellos, instalándonos en la comodidad y el egoísmo.
En cambio, somos termostatos cuando expresamos valientemente nuestra forma de pensar y actuamos en consecuencia. Cuando intentamos ser críticos con nosotros mismos y eso nos sirve para ser más coherentes con lo que hacemos. Cuando somos positivos y vamos irradiando ilusión y optimismo, o cuando paso a paso y día a día, conseguimos madurar y enriquecer nuestro interior.
Por tanto, lo que realmente deberíamos preguntarnos, es el grado de influencia que tenemos de los ambientes en los que nos movemos, y en qué medida nos dejamos llevar por ellos como en el caso del termómetro, o si procuramos transformarlos actuando como un termostato.

Texto: Manolo Torres




Últimas Entradas:
   

   


Otras Entradas:









5 comentarios:

  1. ¡Hola Manolo!
    Me ha encantado tu reflexión sobre como encarar la vida y que eso nos sirva para madurar.
    Te agradezco tu comentario sobre mi foto de Nocturno, fue una sorpresa tu comentario pero viniendo de ti que haces tan buenos trabajos me alegró aún más.
    Saludos.
    Rosario

    ResponderEliminar
  2. Hola Manolo, como siempre sorprendiendo con tu reflexión y como no con esas imágenes tan precisas y bellas de algo tan simple pero a la vez tan cautivador como es una gota.
    Me alegra saber que encuentras tiempo para deleitarnos con tus escritos y demás, que sin poderlo remediar, sigo sin saber que me gusta más…El texto o las imágenes.
    Recibe un cordial saludo desde esta Barcelona que hoy huele a primavera.

    ResponderEliminar
  3. Tu cuarta imagen me tiene fascinada, es puro equilibrio. Quisiera pedírtela para ponerla al final de la entrada de Agua de mi blog. Muy buena tu reflexión. Besos: Sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. Aunque ya lo leíste, y comentaste, te pongo el enlace para que veas qué bonito queda. He quitado la que tenía y he puesto sólo la tuya. Besos.
      http://anoldgrumpandabeautifulperson.blogspot.com.es/2014/02/agua.html

      Eliminar
  4. Una interesante reflexión acompañada de unas fabulosas fotos..Felicidades y amistad..denise

    ResponderEliminar