miércoles, 6 de febrero de 2013

Como en un mercadillo


Viendo los contenidos de ciertos programas de TV encuadrados dentro de los "reality shows", sorprende enormemente que las personas podamos degradarnos y caer tan bajo, como para rebajar nuestra dignidad de una manera tan lamentable. Simplemente por dinero y por un afán de protagonismo absurdo, somos capaces de exponer y pregonar a los cuatro vientos, nuestros problemas, intimidades y desgracias, o realizar los comportamientos más indiscretos y soeces. Se me imagina que es como estar en un mercadillo callejero, en el que en vez de vender patatas, ropa, pulseras, CDs, u otros productos, se ofrece públicamente al mejor postor, un muestrario de nuestras miserias y de nuestras vergüenzas.
Lo peor de todo, es que estos "programas basura" existen, porque hay una legión de "espectadores basura" que los vemos asiduamente, adentrándonos en la curiosidad malsana y en lo morboso, y elevando unos índices de audiencia, que alimentan a toda una industria de dudosa ética, que de otra manera desaparecería.
Además de embrutecer nuestra mente y nuestro espíritu, para acallar la conciencia, solemos engañarnos adoptando una actitud no exenta de hipocresía, en la que protestamos y comentamos con resignación que "la tele está hecha un asco", o que "no hay nada que se pueda ver en la televisión". Pero el resultado final, es que mantenemos el televisor encendido sin cambiar de canal, nos enganchamos a estos programas y nos tragamos todo lo que nos ponen.
Texto: Manolo Torres



Últimas entradas:

Otras Entradas:






5 comentarios:

  1. Te dejo una cita de Massimo Vignelli que creo que te gustará: "La verdadera elegancia es fruto de la educación y el refinamiento y es consecuencia de una continua búsqueda por lo mejor, por lo sublime. Supone un rechazo constante de todo lo que es vulgar. Implica un esfuerzo. Por el contrario la vulgaridad es popular porque es fácil de absorber, sin más, sin filtrar."
    Por cierto, sé que te alegrará saber que he ganado un pequeño premio por una carta (lo explico en el post de hoy). Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado maravillada de como te ha quedado el procesado que has aplicado a las imágenes.

    Con respecto a lo que dices, te diré que si todo el mundo viera estos programas como lo hago yo, habían desaparecido ya hace tiempo.

    Conozco su existencia porque voy mudando el canal de la TV hasta dar con algo que me guste ( y es un poco difícil). Me gusta ver alguna película pero la mayoría no es de mi agrado. Disfruto con la música por lo que últimamente me enganché a La Voz.Algunas series también llamaron mi atención....Águila Roja, Gran Hotel...Ahora me gusta ver las actuaciones de los grupos de Carnaval de Cádiz.

    Besos.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Magnificas imagenes, amigo, con un tratamiento que resulta siempre de lujo

    Pensemos que la tele tambien tiene algunas cosas buenas: algunas peliculas, documentales...

    Es cuestion de buscar un poco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. A mi no me afecta, el principal canal donde emiten esos programas lo he colocado en los últimos de mi TDT igual que otros muchos como tarotistas o tele ventas, ademas como no los veo nunca terminare suprimiéndolos.
    La primera foto es ideal para el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que hay que seleccionar los canales que podemos ver en la "Caja Tonta".
    Estamos llegando a un grado de degradación total el que emite esta programación y los receptores voluntarios de esa emisión.
    Las Fotos, como siempre, magníficas.
    Por cierto, en mi última Entrada de Hoy, he puesto una Imagen Tuya.
    Abrazos.

    ResponderEliminar