martes, 27 de noviembre de 2012

Desde otra perspectiva


Con frecuencia nos involucramos tanto en nuestras vivencias y en nuestros problemas cotidianos, que esto nos hace exagerar su importancia, dificultando el que podamos apreciar y observar bien lo que hay fuera de ellos. Así, distorsionamos su verdadera dimensión y no valoramos de una manera proporcionada.
Es como si nos pusiéramos unas orejeras de burro, que sólo nos dejan mirar lo que tenemos delante, o como cuando los árboles cercanos nos impiden ver el bosque, o los edificios que nos rodean no nos permiten apreciar la parte de la ciudad que hay más allá.
Por eso, siempre conviene visualizar las cosas desde otra perspectiva, elevarse y alejarse lo suficiente de ellas para mirarlas desde arriba, al igual que si se tratara de una vista aérea. Analizándolas así, de una forma más impersonal y más objetiva, con menos prejuicios y con menos apasionamientos. A buen seguro, que obtendremos entonces, una visión más completa y sin tantas limitaciones, percibiendo la realidad de una manera distinta.
Texto: Manolo Torres




Otras entradas anteriores:






4 comentarios:

  1. Magnificas perspectivas, amigo... Todo un lujo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una imágenes llenas de calidad y belleza.
    Es cierto; debemos mirar las cosas desde otra perspectiva, sin dejarnos influenciar y siendo totalmente objetivos sobre nuestras reflexiones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estupendos procesados amigo, saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Manolo, como siempre unas reflexiones acertadas y por supuesto acompañadas de esas tomas en especial la segunda que tanto me gustan.
    Te deseo amigo en estos días venideros un sinfín de todo lo vivido lo que sin costar dinero realza lo verdadero: La fe, el amor, lo sentido que al fin y al cabo es lo que no sabe engañar, en definitiva todo lo importante y nada material. Ya que estoy segura con esa profesionalidad tuya unida a esa grandeza interior que muestras en tus escritos te vendrá dada.
    Recibe un cordial saludo desde BCN

    ResponderEliminar