martes, 16 de octubre de 2012

Tormenta interior


Más difícil que luchar contra los demás y contra los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor, es luchar contra nosotros mismos. Contra las miserias y las bajas pasiones que encerramos en lo más profundo de nuestro corazón. Contra la soberbia, los egoísmos y las vanidades personales que en algún momento podemos llegar a esconder internamente. Contra los pensamientos e instintos más inconfesables que habitan en los sótanos de nuestra mente. Contra las formas de pensar equivocadas y los defectos que tenemos, que siempre solemos disfrazar y no ver, disculpándolos y juzgándolos con una tolerancia que no usamos para otros.
Creo que con cierta frecuencia, es importante e imprescindible el provocar una tormenta en las tranquilas aguas de nuestro interior, y mantener una lucha constante contra todo aquello que nos hace ser peores personas, y contra todo lo que no nos gusta o es perjudicial de nosotros. Conseguir eso es difícil, requiere un gran valor, voluntad y esfuerzo personal. Aunque en la mayoría de los casos, tan sólo nos limitamos en cambiar los aspectos más superficiales y estéticos, los que influyen en cómo nos ven, o en cómo queremos que nos vean exteriormente los que nos rodean.
Texto: Manolo Torres



Otras entradas anteriores:


5 comentarios:

  1. Hay momentos en los que la lucha con nuestros demonios nos parece fácil, vemos claramente la manera de vencerlos y de mejorar. Sin embargo, cuando nos poseen perdemos esa iluminación y somos casi incapaces de rebelarnos. Nuestro aparente avance regresa al punto de partida. Sin embargo cada vez reconocemos mejor las caídas y aunque la resistencia sea superficial puede que con el tiempo ahonde y perfore esa capa externa (o al menos eso espero). Ser mejor persona siempre forma parte de mis deseos. Me alegra saber que es una inquietud compartida. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Manolo, como siempre me sorprendes no sólo con tus imágenes que son preciosas sobre todo la primera y última. Sino con tus reflexiones que nos hacen recapacitar sobre nuestro comportamiento, en este caso interior. Te dejo este poema que hace tiempo encontré en la web y lo siento no recuerdo donde pero lo tome prestado para leerlo de vez en cuando ya que lo encontré acertado.
    Recibe un cordial saludo.
    Dos seres viven en mí
    dos seres muy contrapuestos,
    los dos luchan entre sí
    por lo que creen que es correcto.

    Uno hace lo que deseo,
    el otro se abstiene de hacerlo,
    los dos luchan entre ellos
    por quedarse con mi alma y cuerpo.

    A uno lo manda mi mente
    y hace lo que le ordeno,
    el otro rige a mi corazón
    y reprime lo que siento.

    Uno es hipócrita y falso
    el otro es bastante sincero,
    uno es agresivo y malo
    el otro es pacífico y bueno.

    Uno anda libremente
    el otro es presa del miedo,
    uno es blando como el pan
    el otro tiene alma de acero.

    Uno sabe adónde voy
    el otro camina incierto,
    el primero te habla de amor
    el otro quiere tu cuerpo.

    Uno llora en tu regazo
    el otro te escribe versos,
    uno siempre te lastima
    el otro será tu remedio.

    Uno es amigo del mal,
    el otro es buen consejero.
    Dime a cuál de ellos quieres
    porque ni yo mismo lo entiendo.

    Es una lucha interior
    por hacer lo que es correcto,
    los dos luchan entre ellos
    por quedarse con mi alma y cuerpo.

    A ninguno puedo echar,
    los dos viven dentro de mí.
    Los dos luchan entre ellos,
    los dos luchan y yo, en el medio.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto; deberíamos provocar esta clase de Tormenta para clarificar, después del estallido de rayos, nuestro cielo interior.
    Deberíamos preocuparnos más por presentarnos más estéticos hacia nosotros mismos y no tanto hacia los demás.
    Maravillosa Imagen y Gran Reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada! las imágenes son sensacionales. El procesado extraordinario. La primera y la cuarta me han dejado fascinada.

    Y que decir del texto!....Hacemos críticas de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, damos clase y queremos dar lecciones sobre como debe ser la conducta de los demás.....pero, nos paramos a analizarnos a nosotros mismos?.....Eso no!.....por ahí teníamos que empezar!

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Espectaculares imagenes, amigo. La primera me ha impactado especialmente.

    Tus ediciones son siempre de lujo, como esas sabias palabras con las que acompañas las fotografias

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar