domingo, 21 de octubre de 2012

Como en la pesca


Cuando vemos a alguien pescando, podemos pensar en la cantidad de veces que diariamente en nuestra vida, echamos la caña al agua sin conseguir ningún resultado satisfactorio. Constantemente estamos probando y tomando decisiones en las que el resultado es incierto y no siempre llega a materializarse.
Pero, como en la pesca, el éxito o el fracaso de lo que hacemos depende de una gran cantidad de factores. Factores algunos que son achacables a nosotros, como la dedicación y la constancia, la preparación y el conocimiento, o la determinación y la paciencia.
Otros, en cambio, se escapan de nuestro control. El estar en el lugar y en el momento adecuado, el que las circunstancias nos sean o no favorables, y por supuesto, es decisivo el tener o no tener suerte. Debemos creer en la suerte, pero no en la que se tiene al meter en la lotería, sino en aquella que se busca con esfuerzo y tenacidad, luchando por conseguirla. La suerte caída del cielo no existe, es como encontrar un "grajo blanco". Por eso, es necesario recordar que para poder coger peces, es imprescindible estar en el sitio y ponerse a pescar.
Texto: Manolo Torres


Otras entradas anteriores:


3 comentarios:

  1. Como dijo Julius Robert OPenheimer:
    "Nuestra suerte no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros mismos y en nuestra voluntad."
    Imágenes llenas de vistosidad y sosiego.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En palabras de Edison: "La suerte es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración". Napoleón decía que "suerte" es el término con el que los demás justifican los éxitos de otros y tras el que esconden su envidia. Aún así, a veces las cosas importantes se tuercen de manera trágica e irremediable, a pesar del empeño que se pone en ellas. ¿Es el azar lo mismo que la suerte? Personalmente opino que no siempre.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena serie, amigo. Los cielos de la primera y la tercera son maravillosos

    Un abrazo

    ResponderEliminar