martes, 7 de febrero de 2012

Miles de ojos te vigilan (El Gran Hermano)

Sólo hay que ver las noticias, seguir los avances tecnológicos y analizar la situación en la que estamos viviendo, para comprobar que nuestra intimidad personal se vuelve día a día menos “íntima” y que estamos siendo más examinados y manipulados sin que apenas nos demos cuenta de ello. Nos guían a cómo tenemos que pensar, qué debemos hacer o qué necesitamos comprar, con la falsa apariencia de que ahora somos más libres que nunca y que podemos elegir. Los ordenadores, las redes sociales y las telecomunicaciones controlan crecientemente nuestra vida. Todo queda grabado y archivado en algún sitio: emails, llamadas y mensajes telefónicos, movimientos bancarios y de ocio, Google, Facebook, Apple, …., prácticamente no hay nada que hagamos o digamos que no deje rastro y no se guarde. Además, no sabemos qué se hace con esa información, ni en manos de quién está o pueda caer en un futuro. Cada vez estamos más desprotegidos contra todo y contra todos, y más vigilados por miles de ojos que nos observan y lo saben todo de nosotros: dónde estamos, nuestros gustos, nuestra economía, nuestra vida privada, nuestros problemas, lo que hacemos, lo que queremos hacer, …. , acercándonos poco a poco, a pasos agigantados y de manera sofisticada, al control absoluto del “Gran Hermano” que George Orwell describía en su libro “1984”. 


Texto: Manolo Torres








Otras entradas anteriores:











2 comentarios:

  1. ¡¡Por fin!!! Parece que despues de los problemas internetarios puedo hacer un comentario en tan sensacional Poesía ¡Ya tenia ganas! Perdona si no te puede antes realizar el comentario, pero, como dije en mi última Poesía "Coraza Prisionera" había muchos problemas con la señal.
    El Gran Hermano lo controla todo. La intimidad,
    en nuestros días, es totalmente nula. A veces es una Libertad ficticia: Tu puedes quejarte todo lo que quieras, te atenderán, te pondrán una sonrisa y lo que es peor...Ni puñetero caso.
    Todo es control y me pregunto yo: ¡Quien vigila al vigilante?
    Preciosas imagenes que lo acaparan todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por muchas puertas y ventanas que cerremos a nuestra intimidad,siempre estamos controlados,a veces seria bueno a ser un poco ermitaño.
    Unas imagenes magníficas.
    un abrazo

    ResponderEliminar