jueves, 26 de enero de 2012

Muriendo en la calle

Según la página web de “psh.org”, en el año 2011 han muerto en España 52 personas en la calle. Considerando que este indicador sólo contempla a aquellas que estando en situación de sin hogarismo, su muerte ha quedado reflejada en los medios de comunicación (y por tanto, resulta contrastable), y no a los que lo hacen en albergues por el deterioro sufrido en ella, ni a los que no han aparecido en los canales informativos, se puede afirmar, que el número de fallecidos es mucho más elevado.
Lo verdaderamente vergonzoso, es que esta cifra no crea alarma social. No le importa a casi nadie, ni a la sociedad, ni a las autoridades, ni a las instituciones, que no hacen nada por evitarlo. Tampoco a los medios de comunicación, que casi nunca publican hechos, porque eso no interesa ni vende.
Pero hay que recordar, que mirar para otro lado no soluciona los problemas, sino todo lo contrario, los agrava y crea situaciones más conflictivas. Por eso, lo que deberíamos plantearnos en nuestro interior, es responder sinceramente a la pregunta: ¿hacia dónde miro yo?

Texto: Manolo Torres



Otras entradas anteriores:


4 comentarios:

  1. Hola Manolo, tus fotos me recuerdan a esas personas que viven sin techo..sin nada ni tan siquiera del amor de la gente que pasa por su lado y miran para el otro..
    es una verguerza lo que esta pasando y cada dia hay mas...
    Te felicito amigo por subir estas fotos de la calle ..tenemos que intentar cambiar las cosas..aunque por el camino por donde nos movemos, creo que va a ser imposible..
    besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué sentido tiene correr cuando estamos en la carretera equivocada?
    ¿Que sentido tiene la racionalidad cuando ignoramos las penurias de nuestros semejantes y sólo pensamos en nuestro egoismo; sin pensar que algún día podemos estar en esa situación?
    foto estupenda y llena de significado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tanto las imagenes como la reflexion son tremendas... Acertadamente tremendas... En el mundo impera lo despiadado..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Impactante tu reflexión y lo más destacado, sería la respuesta a tu pregunta……
    No es fácil ayudar a otros ya que algunos sólo quieren dinero y eso no ayuda ya que luego pagan” justos por pecadores” pues te contaré que hace tiempo pasaba por casa un señor pidiendo según conto tenia niños, le di productos de primera necesidad aceite, leche en fin ese tipo de alimentos y cual no fue mi sorpresa que un día un vecino me recomendó que no lo hiciera ya que el buen señor tiraba en una papelera lo que no le interesaba, con lo cual te diré que ciertamente muchas veces miro para otro lado, pues no tengo claro que no me estén tomando el pelo…..
    Como siempre estupendas imágenes. Un saludo.

    ResponderEliminar